Menta y limón

limon

Té negro
Es antioxidante, ya que posee gran cantidad de polifenoles por lo que protege al organismo de los radicales libres, fortaleciendo las defensas. Es astringente, diurético, reconfortante y aporta sensación de saciedad. También es estimulante, por lo que es ideal para el desayuno o para después de las comidas.

Menta
Menta piperita, del latín “piper”, por su sabor picante. Cuenta la mitología, que el nombre “Mentha” era el nombre de la ninfa griega “Mintha”, a la cual amaba Plutón. Proserpina, la amante de Plutón tuvo celos y la convirtió en la planta que lleva su nombre. Las propiedades beneficiosas de la menta para el aparato digestivo han sido alabadas desde la antigüedad. Ideal después de las comidas para asentar el estómago, evitar flatulencias y digerir mejor los alimentos. Es antiespasmódica y contra las náuseas. Para el dolor de vientre y diarreas. Descongestiva y buena para las gripes.

Limón
Este blend contiene pedacitos de limón deshidratados enteros a temperaturas menores a 57°, para mantener todas sus propiedades.
Contiene vitamina C, ácido cítrico. Descongestiona el hígado. Es un desintoxicante natural.
Favorece la alcalinidad de la sangre. Actúa como astringente. Es antiséptico y favorece el proceso digestivo.

PREPARACIÓN
1 cucharita por taza (200cc), dejar reposar la infusión en agua caliente a 80/85º de 3 a 5 min.
Prueba primero sin endulzar! Se recomienda beberla lentamente, así las hierbas habrán soltado todo su sabor.